Sexoservidoras demandan apertura de antros y bares

Sexoservidoras protestaron frente al palacio del estado, en Chihuahua, para reclamar al gobernador panista Javier Corral Jurado la reapertura de bares, cantinas y centros nocturnos. Señalaron que las limitaciones por la enfermedad pandémica de Covid-19 las obligan a ejercer su trabajo en la clandestinidad, lo cual aumenta peligros.

Guadalupe Rodríguez, representante de las sexoservidoras, solicitó a las autoridades de los 3 niveles de gobierno que permitan la reapertura de los establecimientos con protocolos para prevenir contagios de covid-19, como lo elaboran en los restaurantes-bar.

El cierre perjudica a enorme conjunto de individuos de la economía informal y las damas son bastante más de 60 por ciento de las dañadas, quienes atienden barras, bailan y sirven tragos para terminar los costos de sus familias, y esas que en los establecimientos o en la calle ejercen el trabajo sexual consensuado, dijo Rodríguez.

“La mayor parte son jefas de familia para quienes su trabajo es sustancial, y al no estar los establecimientos abiertos se exponen a la violencia en Urbe Juárez, que está normalizada”, manifestó Rodríguez.

La miembro de la sociedad Mujeres Unidas de Ciudad Juárez comentó que son más de 200 los centros nocturnos, cantinas y bares cerrados, y cerca de 2 mil mujeres trabajan de manera directa en los establecimientos o ejercen en ellos el sexoservicio.

Propietarios de los negocios en Juárez acusaron que el líder estatal panista beneficia a 4 empresarios que son los únicos que abren en el sector de bares y cantinas como restaurantes, aledaña al puente mundial Paso del Norte.

El mandatario de la Federación de Comerciantes de Alcohol y Cantinas de Chihuahua, Pablo Ramírez, solicitó les permitan operar con 50 por ciento de aforo y describió que son pequeños empresarios con ventas cotidianas de cerca de 3 mil pesos; asimismo, aseguró que las elecciones gubernamentales sólo favorecen a unos cuantos restaurantes-bar.

Pablo F

Volver arriba