QUE INICIEN

Está bien, por supuesto que los tiempos electorales sean respetados, pero también ya es hora de que pudiéramos ir conociendo un poco de lo que representa cada uno de los candidatos a gobernar Sonora.

Los tres que hoy son a quienes sus respectivos partidos o coaliciones han dado el aval, ya deberían ir dando color de cómo es que quieren gobernar nuestro estado.

Hasta ahorita solo Alfonso Durazo Montaño ha dado a conocer un libro “Sonora 2021, propuestas para su transformación”, sin embargo, la mayoría de la gente no accede de motu proprio a consultar ese tipo de publicaciones, por lo que bueno sería que quienes en él colaboraron pudieran ir adelantando contenidos.

Similar situación guarda la esquina de Ricardo Bours Castelo, quien ha hecho algunos señalamientos puntuales, tiene experiencia de gobierno y buena mano empresarial, pero no nos ha dado a conocer un plan general, por lo menos, de lo que sería su propuesta de gobierno.

En el caso de Ernesto Gándara Camou se repite la dosis pues si bien el Borrego ha tocado temas como turismo, energía sustentable, juventud y retos del campo sonorense, no ha anunciado planes concretos.

En El Sonora opinamos que bien podrían los equipos de estos aspirantes ir dando color en algunos de los temas que nos puedan impactar como ciudadanos sonorenses ¿A poco no?

QUE PASA CON EL PATO 

Le quita seriedad a todo el escenario político la forma en que se abordan hoy en día las desavenencias o diferentes puntos de vista si acaso.

No referimos en concreto al caso del dirigente estatal del PRI, Ernesto El Pato De Lucas.

Primero que si iba a ser candidato, que si no, que si el PAN lo apoyaría que si tiene los números etcétera.

Luego que sí el mismo estaba en una posición complicada, que si se iba a mandar medir para conocer la estadística de preferencia y aprobación.

Ahora que atiende un llamado de Ricardo Bours, que lleva muy buena relación con la familia y con el carnal Eduardo.

¡Por favor!

No es para tanto buscarle olanes a la seda. Primero, si buscaba ser candidato debió haber renunciado a la dirigencia con anticipación, con formalidad, con congruencia, con altura de miras.

Segundo si tanto en el PAN, el PRD o su casa, el PRI lo apoyaban, tan fácil como decirlo y buscar soluciones legales y estatutarias para abordar su aspiración.

Y por último, si siente que no recibe apoyo o le han fallado, sea quien sea, que lo diga y tome decisiones, pero que ya tome otro rumbo esta forma de actuar que ya no es la de un dirigente ni un aspirante. Está empequeñeciendo su capital político.

Pablo F

Volver arriba