Médicos en NL podrían rechazar pacientes por principios éticos

El pasado lunes se aprobó una propuesta por parte del Congreso de Salud de Nuevo León en la que se buscaba dar prioridad a la objeción de conciencia, en la que el personal médico puede negarse atender a personas si sus principios éticos o morales lo ‘impiden’.

Dicha propuesta fue aprobada con 35 votos a favor, 5 en contra y una abstención. De esta manera, la modificación al artículo 48 de la Ley Estatal de Salud se lee:

“Personal médico y de enfermería que forme parte del Sistema Estatal de Salud podrán ejercer la objeción de conciencia y excusarse de participar en la presentación de servicios que establece esta ley”

Esto vulnera a muchos grupos históricamente discriminados y oprimidos como la comunidad LGBT, personas indígenas, personas con VIH o mujeres que busquen practicar un aborto a quienes se les podría negar servicio médico. 

Pero ¿qué es la objeción de conciencia?

De acuerdo con el Grupo de Información en Reproducción Elegida se trata de una extensión del derecho humano de libertad de conciencia. 

Se podría definir como el derecho humano a negarse a realizar alguna acción considerada por la norma jurídica como un deber o mandato, cuando sus creencias éticas, morales o religiosas. Es conocido como el derecho a la resistencia cívica o desobediencia, imperando sobre el derecho positivo un derecho natural, de acuerdo con Milenio. 

Colectivos, activistas y personas en general han cuestionado y rechazado la medida pues es a todas luces una oportunidad para la discriminación. 

La Comisión Nacional de Derechos Humanos, por su parte, declaró que no se opone a la regulación del ejercicio  del derecho de la objeción de conciencia, pero afirmó que debe hacerse dentro del estricto respeto al marco consititucional y que se garantice el pleno respeto y protección de los derechos fundamentales.

Debido a la polémica el secretario general de Gobernación de Nuevo León, Manuel González declaró que vetarán la reforma a la Ley de Salud por considerarse discriminatoria. Señaló que el gobierno está en contra de negar los servicios de salud a la población.

Por su parte, el Conapred señaló que se deben proteger los derechos de todas las personas

“Conapred enfatiza que la objeción de conciencia no debe conducir, de ninguna manera, a que el estado de Nuevo León deje de prestar servicios médicos a la ciudadanía, sobre todo si dicha objeción a su vez pudiera estar motivada por alguno de los supuestos que señala la ley como discriminatorios”, señaló en un comunicado.

Pablo F

Volver arriba