Mayor militarización con AMLO: Amnistía Internacional

Amnistía Internacional (AI) advierte que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador ha desplegado más efectivos militares en la estrategia de seguridad pública que las dos administraciones presidenciales anteriores.

En su informe “2020/2021. La situación de los derechos en el mundo”, el organismo internacional informó que en mayo pasado López Obrador emitió un decreto que permite el despliegue permanente de las fuerzas armadas en operaciones de seguridad pública hasta marzo de 2024.

Al respecto, AI explicó que dicho decreto carecía de normativa sustantiva para garantizar que el comportamiento de las fuerzas armadas siguiera las normas internacionales.

Cabe destacar que el presidente también anunció que el control de los puertos y puntos de aduana pasaría a las fuerzas armadas, estableció el organismo.

AMLO minimizó violencia contra mujeres

Además, expresó su preocupación por las desapariciones forzadas, la violencia contra mujeres, el trato a migrantes y los ataques contra representantes de los medios de comunicación:

Estigmatizó en diversas ocasiones a las personas defensoras de los derechos humanos y a los medios de comunicación, y minimizaba el problema de la violencia de las mujeres.

En este sentido, la organización señaló que la reacción del gobierno de López Obrador ante la pandemia de COVID-19 fue implementar recortes del gasto público y desaparición de fideicomisos:

Entre ellos los establecidos para apoyar la protección de defensores y defensoras de los derechos humanos, periodistas y víctimas de violaciones de los derechos humanos.

Detenciones arbitrarias

Por otra parte, Amnistía Internacional expresó su preocupación por las detenciones arbitrarias y las fuerzas armadas recurren a un “uso excesivo de la fuerza, lo que en ocasiones provocó homicidios ilegítimos”.

Ejemplo de ello es el caso de Giovanni López, a quien la policía municipal detuco en mayo en Jalisco por no llevar cubrebocas. Hecho que las autoridades estatales negaron.

También está el caso de Jéssica Silva, quien murió “por accidente” a manos de la Guardia Nacional en Chihuahua, durante el conflicto por el agua en la presa La Boquilla.

 

Nydia Mejía

Volver arriba