COVID: los más pobres del mundo tardarán más de 10 años en recuperarse económicamente de la pandemia

Las personas más pobres del mundo tardarán más de una década en volver a sus posiciones financieras previas a la pandemia, ha dicho Oxfam.

Por otro lado, los más ricos recuperaron sus pérdidas por el brote de coronavirus en tan solo nueve meses.

La organización benéfica ha destacado cómo la pandemia de COVID-19 ha hecho que un mundo ya de por sí muy desigual lo sea aún más, con los 10 multimillonarios más ricos disfrutando de un aumento en la riqueza que sería suficiente para pagar una vacuna para todos.

Los multimillonarios aumentaron su riqueza en 3,9 billones de dólares (3,21 billones de euros) entre el 18 de marzo y el 31 de diciembre de 2020, y los 10 más ricos experimentaron colectivamente un aumento de 540.000 millones de dólares (444 billones de euros), según Oxfam.

Las instituciones financieras globales como el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial y la OCDE han señalado los peligros de un mundo cada vez más desigual en el contexto de COVID-19.

Los más pobres han sido los más afectados

El informe “El virus de la desigualdad” de Oxfam también analiza cómo los más pobres del mundo han sido los más afectados por el COVID-19, con resultados de salud fuertemente determinados por “desigualdades sociales y económicas preexistentes”.

Esto se debe a que quienes viven en la pobreza están más expuestos al virus, debido a que viven en hogares hacinados y se ven privados de agua y saneamiento.

Las personas más pobres en muchos países de todo el mundo tienden a trabajar en roles de cara al público donde no pueden trabajar desde casa, lo que significa que están más expuestos al coronavirus.

Y Oxfam apunta a una serie de estudios de varios países que muestran que las tasas de infección y mortalidad tienen un claro gradiente social.

Por ejemplo, en Inglaterra, la mortalidad en el 10% de las zonas más desfavorecidas es el doble que en el 10% menos desfavorecido. También se han observado tendencias similares en Francia y España.

Pablo F

Volver arriba