Bióloga lucha para proteger mantarrayas gigantes

La bióloga marina Iliana Araceli Fonseca Ponce, docente-investigadora del Tecnológico Nacional de México, Campus Bahía de Banderas, es líder de un proyecto de investigación sobre la ecología y conservación de la mantarraya gigante en la Bahía de Banderas, entre los estados de Jalisco y Nayarit.  

La manta gigante (Mobula birostris) es una especie marina vulnerable debido a su peculiar historia de vida y a la disminución de sus poblaciones por sobrepesca, pesca incidental y contaminación. Por ello, está incluida en la Lista Roja de la UICN y en el Apéndice ll de CITES.  

Afortunadamente, la mantarraya está en veda permanente para su protección y conservación, a través de normas oficiales mexicanas como la NOM-029-PESC-2006 y en la NOM-059-SEMARNAT-2010. A este respecto, en años recientes se ha propuesto el ecoturismo como una opción viable para conservar a esta especie y su hábitat. 

Sobre las acciones de conservación de este impresionante ejemplar, señala un comunicado del TecNM la científica marina Iliana Fonseca compartió que ha dedicado siete años al estudio de estos animales marinos, con el propósito de generar una base científica para el futuro manejo de su conservación.     

Iliana es egresada de la licenciatura en biología marina del TecNM, Campus Bahía de Balderas, cuyo tema de tesis lo desarrolló investigando el zooplancton del que se alimenta la manta gigante en un importante lugar de agregación al sur de la bahía.       

Su trabajo de licenciatura la motivó para continuar con sus estudios de maestría en el Centro Interdisciplinario de Ciencias Marinas del Instituto Politécnico Nacional (CICIMAR-IPN), donde realizó el estudio del hábitat trófico de la manta gigante.

La joven científica nayarita aseguró que ahora más que nunca el trabajo multidisciplinario es fundamental en la conservación, involucrando a los distintos sectores de la comunidad humana en la investigación marina y haciendo uso de herramientas de comunicación actuales, para generar bases sólidas que permitan el desarrollo de la sociedad sin afectar los ecosistemas naturales.

En 2017 el Fondo para la Conservación de Disney otorgó a la bióloga marina Iliana Fonseca la distinción como uno de los once Héroes de la Conservación reconocidos, a nivel internacional, por inspirar a la comunidad a comprometerse con la naturaleza y el medioambiente. (https://thewaltdisneycompany.com/disney-conservation-fund-announces-2017-conservation-heroes/).

De esa fecha al día de hoy, esta misma fundación ha financiado el proyecto titulado “Conservación de la Manta y desarrollo de capacidades”  en el cual se realizan actividades de investigación que incluyen: censos poblacionales, fotoidentificación, estudios sobre su alimentación y comportamiento, toma de biopsias para análisis isotópicos y genéticos, estaciones de limpieza y migraciones usando marcas de seguimiento acústico y satelital; así como actividades de conservación que incluyen pláticas de educación ambiental, encuestas sobre la percepción de los pescadores y de la comunidad acerca de las mantas y actividades como el nado con mantas para sensibilizar a la población de las comunidades pesqueras sobre la importancia de proteger esta especie y su hábitat. 

En colaboración con investigadores del Instituto de Oceanografía Scripps de la Universidad de California en EEUU y de la ONG Manta Trust, realizó su tesis de maestría en el CICIMAR-IPN, sobre el hábitat trófico de la manta gigante, relacionando la abundancia de esta especie con la estructura y abundancia del zooplancton (su alimento), la temperatura del agua, la productividad primaria del fitoplancton y el efecto de El Niño; así mismo ha estudiado la similitud isotópica del zooplancton costero y las mantas. 

También participó en un proyecto de National Geographic Society titulado “Oceanic Manta Crittercam”, en el cual se colocó una cámara subacuática en la parte dorsal de la manta con una ventosa, para poder conocer su comportamiento y sus patrones de alimentación a profundidades de más de 20 m. https://www.nationalgeographic.com/animals/article/160129-manta-ray-crittercam-animals. Los resultados de esta investigación se publicaron en la Revista científica Marine Ecology Progress Series en 2019. 

Adicionalmente, la maestra Iliana colaboró en un programa de monitoreo de los microplásticos flotantes en las aguas marinas de la Bahía de Banderas, encontrando que el polipropileno y el polietileno fueron los más abundantes, principalmente debido a la descarga de plásticos de fuentes terrestres durante la temporada de lluvias. Este trabajo se publicó en 2019 en la Revista científica Marine Pollution Bulletin.  

Recientemente en junio de 2021, la joven apasionada por la conservación  junto con investigadores nacionales e internacionales (CIBNOR, Universidad de Toronto en Canadá, CUC-UDG, Pelagios Kakunjá, The Manta Trust en Reino Unido, Proyecto Manta Pacific México, Manta México Caribe y MigraMar en EEUU), publicaron un artículo científico en la revista Frontiers in Marine Science, sobre los efectos de la interacción de los buzos sobre el comportamiento de la manta gigante en tres sitios de México: Islas Revillagigedo, Bahía de Banderas e Isla Contoy. 

En esta publicación se describe que mediante la revisión de videos de turistas e investigadores se identificaron cuatro tipos de comportamiento (nado direccional, errático, evasivo y de atracción) y se comprobó que las buenas prácticas de los buzos ayudan a mantener a las mantas tranquilas sin alterar su comportamiento de forma negativa.  

Si quieres conocer más sobre el Proyecto Manta Pacific México puedes buscar en las redes sociales https://www.facebook.com/proyectomanta o ver el corto documental “Yelapa: Mantas Gigantes” de la Serie Voces del Mar de la ONG Mares Mexicanos. https://www.youtube.com/watch?v=4uFRKNODOtY   

Rene Sánchez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 − 13 =

Volver arriba