Alerta Transportes federal sobre riesgos por lluvias

Miércoles, 01 Junio.- La Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes (SICT) exhortó a los usuarios de la red carretera federal a extremar precauciones y mantener en todo momento la atención en el camino, durante la temporada de lluvias.

La dependencia se encuentra preparada para atender las posibles afectaciones que pudieran presentarse a lo largo de la red carretera federal, pero también hace un llamado a tomar en cuenta algunas medidas de prevención.

Tan solo en 2020, en carreteras federales, el 7% de los factores que contribuyeron a la ocurrencia de un siniestro corresponden a agentes naturales: lluvia, nieve, granizo, niebla, vientos fuertes, entre otros. Durante ese periodo, según cifras del Instituto Mexicano del Transporte (IMT), se registraron mil 817 siniestros por conducir sobre un camino mojado o resbaloso.

Cuando llueve el conductor debe poner toda su atención al camino, conducir tranquilo y poner en práctica los consejos de seguridad como mantener las llantas en buen estado, con una profundidad de dibujo óptima y la presión adecuada, frenos y amortiguadores en perfecto estado. Estos tres elementos del coche permiten afrontar la lluvia de una manera mucho más fiable y segura.

Revisar los limpia parabrisas, que estén en buenas condiciones, que no estén desgatados, que no “chillen”, que no ensucien en vez de limpiar. Si sucede algo así, es hora de cambiarlos. Se recomienda hacerlo una vez al año.

Sugiere no confiarse si llueve poco, pues la precipitación pluvial es más peligrosa al inicio, cuando la carretera aún no está muy mojada. La mezcla de grasa y polvo con las primeras gotas de lluvia convierten el asfalto en una superficie resbaladiza y poco adherente, muy peligrosa.

Comentó que los automovilistas deben encender las luces, ya que la visibilidad es menor cuando se conduce con lluvia, aunque el limpia parabrisas quita el agua, la visibilidad no es tan clara. Use las luces para ver y que lo vean bien, y preste el doble de atención a lo que pasa a su alrededor.

Aumentar la distancia de seguridad con el resto de los vehículos, es decir, duplicar la distancia respecto al vehículo que circula adelante. En una carretera mojada, el coche necesita más distancia para detenerse sin peligro y esto también ayudará a evitar la pulverización de agua de otros vehículos, especialmente, los de mayor tamaño, que también puede dificultar la visibilidad.

Abundó que el conductor debe reducir la velocidad, pues la lluvia empeora notablemente la visibilidad y las condiciones de la vía, por lo que es imprescindible disminuir la velocidad, conduzca por debajo del límite. Cuanto más lento circule, más control tendrá del vehículo y más fácil resultará frenar.

También se debe de frenar con cuidado cuando la carpeta asfáltica se encuentra húmeda, los frenos no responden tan rápido como lo harían en condiciones secas, manténgase alerta ante lo que pudiera encontrar en la carretera, y reduzca la velocidad, en lugar de pisar el freno. No utilice los frenos a menos que sea necesario. Frenar bruscamente en una carretera mojada puede provocar que el coche derrape. Lo más seguro es reducir la velocidad de forma paulatina hasta que el vehículo quede parado en su totalidad.

Efecto aquaplannnig. Se produce al atravesar un charco, cuando el agua acumulada es tanta como para que el coche pierda totalmente la adherencia y se vaya recto. Para superarlo, debe luchar contra sus impulsos primarios: no frenar, no acelerar, no girar, levante el pie del acelerador y mantenga la dirección firme hasta que note que el vehículo se vaya deteniendo por sí mismo, y entonces vuelva a acelerar con precaución.

Evite los charcos. No sabemos lo que se esconde debajo o la profundidad que tiene el charco en cuestión. Si es poca, simplemente levantará el agua; si es mayor, se puede producir una ponchadura o incluso caer en una alcantarilla abierta o un bache.

Mantenga los cristales limpios y sin vaho. Los vidrios del coche se enturbian con las gotas de lluvia y se vuelven casi opacos al empañarse. Por eso es importante utilizar la velocidad apropiada del limpiaparabrisas y conectar los sistemas de climatización que se tengan disponibles, ya sea aire acondicionado o climatizador para evitar el vaho y desempañar los cristales.

Y en una granizada. lo mejor es detenerse en un lugar seguro y esperar a que el granizo baje. Recuerde que: “Las carreteras son más seguras si manejas con precaución”; “Los mensajes que debes leer cuando manejas, no se encuentran en tu celular”, y “Maneja con precaución”.

Rene Sánchez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cinco − uno =

Volver arriba