Realizan “Marcha por la paz” en Tijuana

Colectivos, organismos de la sociedad civil y ciudadanía en general, participaron este sábado en la Marcha por la paz, en Tijuana, Baja California.

La movilización inició poco después de las 19:00 horas frente a la Preparatoria Federal Lázaro Cárdenas, para posteriormente dirigirse al Monumento a Cuauhtémoc y el Palacio Municipal.

¡Queremos Justicia!”, gritaban los manifestantes, mientras sostenían imágenes de jóvenes desaparecidos.

La Marcha por la paz se desarrolló de forma pacífica y contó con un operativo especial por parte de la Policía Municipal que escoltó al contingente.

Luego de estimar que en Baja California han desaparecido aproximadamente mil personas durante los últimos 5 años, familiares de hombres y mujeres cuyo paradero es desconocido, efectuaron una Marcha por la Paz en esta frontera.

El colectivo «Todos somos Erick Carrillo», que lleva por nombre el de un joven desaparecido desde el pasado 1 de junio de 2019, ha congregado a madres, padres, hijos, esposas y hermanos de cientos de desaparecidos.

Erick Carrillo, fundador del colectivo Todos Somos Erick Carrillo, declaró:

El objetivo es exigir a las autoridades que haga su trabajo, que hagan su trabajo porque somos bastantes personas que tenemos hijos, padres, esposas o hermanos que tenemos desaparecidas en la ciudad y no se ha hecho nada.

La marcha celebrada este fin de semana en Tijuana, fue la forma de exigir apoyos para la localización de sus familiares, así como el cese a la violencia, que en este año suma ya mil 515 homicidios, 11 de los cuales se han registrado en los primeros días del mes de octubre.

En el últimos años se reportaron 962 personas desaparecidas, cuyas familias se han dedicado a la búsqueda de los mismos, aseguró Érick Carrillo.

El activista destacó que las asociaciones civiles aglutinadas en dicho bloque han mantenido el esfuerzo de tratar de localizar a sus parientes en áreas reportadas en Mexicali, Tecate y Tijuana, donde se cree que existen decenas de cuerpos de víctimas de desaparición forzada.

Nydia Mejía

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba