Niños migrantes de Tijuana continúan su educación gracias a ONG

Decenas de niños migrantes varados en la ciudad de Tijuana reciben estos días clases a distancia apoyados por la ONG Juventud Activista Internacional, que vela por su educación y les ofrece material para continuar con su enseñanza de manera virtual.

Son 60 niños originarios en su mayoría de Centroamérica, aunque también hay algunos menores de Haití e incluso desplazados mexicanos, que llegaron del interior del país hasta la frontera. Todos estaban por perder su grado escolar por no tener computadoras ni docentes que les dieran continuidad a su educación por la COVID-19.

La fundación Juventud Activista Internacional tomó la iniciativa de facilitar las clases virtuales a los niños migrantes, quienes reciben desde hace unas semanas atención a distancia por docentes que brindan su tiempo y conocimiento de forma voluntaria. Desde Ciudad de México, varios puntos de Estados Unidos y otros países de América Latina, los profesores se conectan a su computadora y se enlazan según el horario que les corresponda en las distintas materias que se brindan. De esta manera, ofrecen lecciones de matemáticas, español y derechos humanos, entre otras asignaturas.

Andrea Rincón, presidenta de Juventud Activista Internacional, comentó este lunes a Efe que se trata de un programa que más que educación, trata de darles a los niños migrantes las herramientas necesarias para la defensa de sus derechos internacionales. La mayoría de ellos está pendiente, junto con sus familias, que una corte estadounidense evalúe su caso y les otorgue, o rechace, su solicitud de asilo.

Cañón del Alacrán es una de las colonias más marginadas de Tijuana, donde por el cierre de fronteras por la pandemia de coronavirus, los migrantes, ante la falta de audiencias en cortes de Estados Unidos, permanecen varados.

Entre basureros clandestinos, aguas negras estancadas y una notoria ausencia de servicios públicos municipales, conviven cientos de familias de El Cañón del Alacrán.

En este contexto se funda el refugio para migrantes Embajadores de Jesús, una iglesia cristiana ubicada a 17 kilómetros de la Garita Internacional de El Chaparral. Este refugio ofrece albergue a decenas de familias con niños que han podido retomar las clases a distancia y en el marco de la nueva normalidad.

Nydia Mejía

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba