Fumadores son más susceptibles de adquirir Covid-19

Los fumadores son más susceptibles de adquirir Covid-19 y tienen un mal pronóstico en caso de contraer el virus SARS-CoV-2, pues sus pulmones están previamente afectados y su sistema inmune debilitado, alertó Guadalupe Ponciano Rodríguez, de la Facultad de Medicina.

Por la magnitud de la prevalencia del tabaquismo y de la Covid-19 “estamos ante las dos grandes pandemias del siglo XXI y ante dos graves problemas de salud pública que tienen un impacto importante en la población”, afirmó la responsable del Programa de Investigación y Prevención del Tabaquismo de esa entidad académica.

En el mundo hay mil 100 millones de consumidores de tabaco, mientras que hay ocho millones de casos de la Covid-19 en los primeros siete meses desde que surgió el coronavirus. “Lo más delicado es que ambas se correlacionan”, subrayó.

El tabaquismo es origen de males respiratorios agudos como neumonía y enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), además de que reduce la función pulmonar. También es precursor de afecciones cardiovasculares como infarto, cardiopatía, aneurisma de aorta abdominal, aterosclerosis e inflamación crónica, entre otras.

Además, el tabaquismo está asociado al cáncer de boca, garganta, faringe, esófago, pulmón, riñón, vejiga, páncreas y estómago, entre otros.

Fumadores padecen debilitamiento del sistema inmune

Entre los principales daños del tabaquismo destacan la alteración de mecanismos de defensa pulmonar (como la limpieza mucociliar) y el debilitamiento del sistema inmune.

En tiempos de la Covid-19, dejar de fumar cobra una vital relevancia, pues los daños para los fumadores son más severos al estar previamente afectados los tejidos pulmonares y debilitado el sistema inmune, resumió Guadalupe Ponciano. Por lo tanto:

En esta pandemia, a los fumadores, sobre todo crónicos, los debemos manejar médicamente con mucho cuidado porque son personas en riesgo, pues su aparato respiratorio no responde igual que el de alguien que nunca ha fumado. En ellos la letalidad es mucho mayor que en quienes no lo hacen, pues el virus tiene la capacidad de ser muy agresivo y además muchos tienen ya afecciones respiratorias como enfermedad pulmonar obstructiva crónica o enfisema pulmonar.

Nydia Mejía

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba