Dejan libre a hombre acusado de violación porque la víctima traía ropa interior roja

Los integrantes de un tribunal de la región peruana de Ica dejaron libre a un presunto violador y archivaron la denuncia por violación sexual presentada en 2019 por una joven de 20 años bajo el argumento de que la denunciante usaba ropa interior de color rojo cuando sufrió el asalto.

El argumento que las autoridades dieron fue que esas prendas son utilizadas en ocasiones especiales para los momentos de intimidad.

La fiscalía tuvo que confirmar la resolución del caso, pues medios locales difundieron que el jurado, el cual estaba compuesto por dos mujeres y un hombre, desacreditaron la acusación de la víctima pues “la supuesta personalidad de la joven no cuadraba con la prenda íntima que utilizaba el día de los hechos, pues ese tipo de ropa se utiliza en ocasiones especiales e íntimas”.

Además, los jueces mencionaron que en los testimonios de la denunciante existirían “omisiones”, mientras que el imputado sostuvo que fue acusado “por venganza”. El jurado dijo que la víctima estaba en disposición de tener relaciones sexuales con el hombre, solo por el color de ropa interior que usaba.

Tras hacerse públicos esos argumentos, la Oficina de Control de la Magistratura (OCMA) informó este lunes que iniciará una investigación preliminar del caso, mientras que la fiscalía solicitó la nulidad de la sentencia y que se abra un nuevo juicio.

Tal como consta en la denuncia policial, los hechos tuvieron lugar en enero de 2019, cuando la presunta víctima, de 20 años, aceptó acompañar al acusado, de 22, durante una gestión administrativa en una institución.

El hombre la habría invitado a un bar. La denunciante señaló que el presunto violador la obligó a beber constantemente, ella perdió el conocimiento después. Al despertar, se encontró desvestida en una cama de la vivienda del agresor.

El Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables rechazó los argumentos vertidos en la sentencia, los cuales contienen un razonamiento estereotipado y revictimizante, pues el color de la ropa no implica el consentimiento a tener relaciones sexuales.

Nydia Mejía

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba