Noticias minuto a minuto del estado de Baja California

Ayudan Mensajeros de La Paz y Tozzaro a comunidades vulnerables en CDMX

Poblaciones vulnerables de la CDMX concentradas en la alcaldía Cuauhtémoc recibieron la ayuda de Mensajeros de La Paz México y empresas como Tozzaro a través de donaciones en especia en la Parroquia de La Soledad ubicada en el corazón del barrio de La Merced en el Centro Histórico.

Mensajeros de la Paz es una organización no gubernamental española, que comenzó a operar en 1961. En el caso de México, tienen presencia desde hace 25 años, en donde centran la atención y esfuerzos en Casas Hogar para niños y niñas, y sectores vulnerables de la sociedad como personas en situación de calle o adultos mayores. 

Como parte de las labores que la ONG desempeña año con año, se encuentra la distribución de cobertores principalmente en los barrios de Tepito y La Merced, ubicados en la alcaldía Cuauhtémoc en donde de acuerdo con el Censo de Poblaciones Callejeras 2017, se concentra más del 30 por ciento de personas que viven en situación de calle. 

Al respecto, el Padre Ángel Vallejo explica que la ayuda que llevan hacia esas poblaciones, es resultado de una labor que realizan en conjunto con Cipri Quintas, y empresas como Morphoplast o Tozzaro, ambas, constituidas como empresas socialmente y ecológicamente responsables. 

“Mensajeros de la Paz en México, está colaborando con una serie de instituciones para llevar ayuda a poblaciones asentadas en las zonas más pobres de la Ciudad de México y en algunas regiones rurales en donde las carencias son grandes”, detalla el padre Ángel Vallejo. 

“Cipri Quintas ha sido un excelente colaborador de Mensajeros de la Paz, con nosotros ha sido como un Embajador debido a que cuenta con un gran ámbito de relaciones sociales y trabaja con empresas de máximo nivel pero sobre todo, porque es una persona que tiene la convicción de que las personas somos más felices cuando somos generosos y a partir de eso nos va mejor en la vida. Es un hombre que hace tanto en España como en México, una gran labor para conectar a personas que desean colaborar con causas sociales como las que nosotros desempeñamos”, explica.

“Para esta temporada de invierno y gracias a la aportación que gentilmente ha hecho la empresa Tozzaro, podremos repartir mil mantas que serán distribuidas entre el barrio de Tepito y de La Merced, específicamente en la Parroquia de la Soledad a donde diariamente llegan a dormir entre 150 y 250 personas”, señala. 

Con el objetivo de ser agentes de cambio de manera integral, Morphoplast es una empresa dedicada a reciclar botellas de plástico a las que aplica un tratamiento específico para convertirlas en fibras de poliéster reciclado. A partir de dicha fibra, Tozzaro elabora cobertores, mantas y prendas reciclables que son amigables con el medio ambiente. 

Sobre la ayuda que ofrecen Mensajeros de la Paz México, el padre Vallejo puntualiza que “por un lado está lo que denominamos ayuda inicial o de emergencia, para que la gente pueda comer cada día o el detalle de poder disponer de una cobija nueva en diciembre, durante la época más fría, son pequeñas acciones enfocadas a que en el caso de las personas en situación de calle, salgan de ese escenario y retomen una vida normal”. 

“La gestión de esta labor, la ha realizado Cipri Quintas que también nos ha donado los derechos de autor de “El Libro del Networking”. La distribución se hará entre los centros con los que está colaborando Mensajeros de la Paz en la Ciudad de México y para niños de comunidades indígenas de la montaña”, puntualiza.

Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba