Noticias minuto a minuto del estado de Baja California

Adulta vs Viagra, así está la lucha

Con información de Excélsior

Con falsas acusaciones y ayuda del poder, es como las empresas de la pastilla azul están tratando de defender sus intereses ante la llegada de la pastilla negra y la eficacia que ha demostrado entre las personas que la usan.

La pastilla negra, es un complemento que  llegó a revolucionar la manera de percibir las relaciones sexuales. Es cien por ciento mexicana y  está basada en una fórmula suiza.

Pero esto no ha sido lo mejor para las industrias encargadas de producir, distribuir y vender la pastilla azul, pues se enfrentan a un importante rival aún y con las millones de estrategias de cabildeo político que mantienen su negocio.

Para acabar con la fuerza de la pastilla negra, la competencia acusa por exceso de publicidad del nuevo producto y las promesas atribuidas a un suplemento alimenticio, pero los mexicanos contraatacan destacando que su éxito es justamente porque se trata de un suplemento alimenticio que evita los efectos colaterales de las pastillas azules tales como dolores de cabeza, muertes y el uso indiscriminado y sin control médico.

Además se ha hecho visible que una sustancia activa como la pastilla azul es consumida sin rigurosos exámenes clínicos u opinión médica, lo que a la larga provoca riesgos en los pacientes.

Otra reconocida casa productora que apoya a las pastillas negras prepara para Netflix un documental en idioma inglés que acusa la influencia financiera y política de la industria farmacéutica ejercida sobre los organismos de control sanitario en todo el mundo.

en México las farmacéuticas preparan una fuerte estrategia de presión sobre las autoridades mexicanas, sobretodo Cofepris, para eliminar del mercado a su preocupante competencia, alegando que la publicidad de las pastillas negras es indebida.

La actual administración del gobierno mexicano tiene que mostrarse muy cautelosa y enérgica con el combate a la corrupción y sobre todo no ceder ante la influencia del poderío económico multinacional.

Leonora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba